viernes, 30 de septiembre de 2011














LA PARTÍCULA DE DIOS
Según la Comunidad científica, nuestro Universo es uno más de un número infinito de Universos que están contenidos en un Multiverso. Es la denominada teoría de Cuerdas, en donde la realidad supera a la ficción y donde se dan todas las posibilidades. En un Universo decidiste ser Arquitecto y en otro una decisión te hizo dejar la carrera a medias y trasladarte a otro lugar en el que acabaste siendo informático o bombero. Todas nuestras decisiones, dependiendo de la que tomemos, ofrecen un abanico de posibilidades futuras y todas estas pueden ser reales en otros universos.

La seriedad y la naturalidad con la que los físicos hablan de esta teoría, como la más posible entre todas, te hace pensar y reflexionas: Si estamos contenidos en un universo curvo, esférico,  como si de una pecera se tratara, evidentemente hasta sus paredes serían nuestros límites ¿Pero que habría más allá de estos límites? ¡Algo tiene que haber!  pues más universos, de ahí la lógica aplastante de nuestros físicos al afirmar que existen un número infinito de universos análogos al nuestro,  más allá de nuestras fronteras.



















Los agujeros negros, pueden ser una salida de nuestro Universo y entrada a otros, por donde se escapa materia y todo aquello que es absorbido desaparece de nuestro plano. Se está especulando con la posibilidad de la existencia de agujeros blancos, que serían el otro extremo de un agujero negro y por donde saldría la materia que fue absorbida por el agujero negro, tiene mucha lógica, al mismo tiempo explicaría como llegó la materia a nuestro Universo. Aunque seguiría sin explicar cómo llegó a salir la materia de la nada, ya fuera en nuestro Universo o en cualquier otro. Paul Dirac físico británico en 1932 hizo la siguiente prueba en un tubo de ensayo con dos haces de átomos con cargas opuestas de materia y antimateria, estos dos haces de átomos los hizo contactar, desapareciendo de la vista en una especie de fina hilera de humo, esto fue ni más ni menos que la conversión de la materia a pura energía inmaterial. ¿Está muy lejos de nuestras posibilidades hacer esta conversión a la inversa? Dicen que en el CERN (Acelerador de Particulas) el año que viene 2012 se descubrirá el Bosón de Higgs, que dentro de la física de partículas, esta es la denominada Partícula Divina o Partícula de Dios, de la nada a la materia.




Este es el escenario donde Dios se ha dividido infinitesimalmente para que cuando cada una de sus partes llegue a la perfección, se unan al Todo.

13 comentarios:

Mari Carmen dijo...

Pues no lo sé, pero lo cierto es que pensar en estas cosas, que pueden ser, que pueden no ser, y lo más seguro es que vaya usted a saber, me dan una pereza espantosa.

Buen fin de semana :)

Isabel dijo...

jo, que lio, yo si tengo que estar en otro universo quiero ser política y estar mas delga

juan antonio dijo...

Isabel:
Tu en otro universo serías Esperanza Aguirre
Hasta mañana hermanita.

María dijo...

Juan Antonio, hoy, sin lugar a dudas, me quedo pensando con tu entrada.

Un beso.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Está claro que, pese a toda la soberbia humana, somos una minúscula partícula en el cosmos.
Un abrazo, Juan Antonio.

Maripaz Brugos dijo...

Muy profundo e interesante. Tengo en fin de semana para leerlo con calma.
Saludos

Estrella Altair dijo...

No sé si la Divina Providencia quiere que sepamos tanto..

a veces es mejor no saber.... y simplemente vivir.

Un Beso

juan antonio dijo...

Mi querida Estrella Altair, si le debemos la existencia a la "Divina Providencia" ella será la responsable de nuestro carácter inquieto, de esta curiosidad innata, que hace que nos preguntemos: "Quienes somos, de dónde venimos y hacia dónde Vamos" y la respuesta posiblemente sea la que está escrita arriba y con letras Mayúsculas, en el título de este blogs.
Un beso para tí, Estrella Altair

Winnie0 dijo...

Juan Antonio lo primero agradecerte tu visita por mi "casa" (ya sabes dónde estoy)...con tu permiso voy a echar un ojo por aquí...besos

Mari Carmen dijo...

Buenos días, Juan Antonio. Tan sólo pasaba, en este universo que habito (porque no creo que haya otros, y si los hay, no los voy a conocer), a desearte un buen martes :)

Un abrazo

Isabel dijo...

Y ahora que lo pienso, ¿Porqué tengo que ser yo Esperanza Aguirre?. Sabes que no es mi política favorita, vamos que prefiero ser una cabra o una colifror, o una rana, pero Aguirre, NO.

Estrella Altair dijo...

Hola Juan me paso por tu casita para ver si has escrito algo..

y te dejo un saludo..

juan antonio dijo...

El siguiente comentario es de:
Verónica Marsá





No me puedo creer que se me haya vuelto a borrar el tercer comentario que te he hecho, ditasea!



Ayer y esta mañana, te contaba yo que las teorías están para tumbarlas. Hoy día los científicos suelen hacer muchas hipótesis y las empresas -poco consecuentes socialmente- suelen invertir en empresas como éstas. Son importantes estos avances, evidentemente, pero cuando se invierte en ello y se desprecian, por ejemplo, inventos que podrían acabar con el hambre mundial, como el invento de este señor japonés, las Bolas de arcilla o Nendo dango... pues da mucho que pensar.



Con mi tesis doctoral tumbe doscientos años de teorías de epigrafía musical y, por ello, tuve ciento y mil problemas para su publicación, pero lo conseguí. Tienes una amiga muy cabezona! Jajajajaj!



Un abrazo.